block

REVISIONES POR PAIS / ESTILO: Chile - Prog

     
     
 Aguaturbia Congregación    Los Cuervos
 Almandina Congreso    Los Jaivas
 Amigos de María Embrujo    Los Jockers
 Antonio Smith Escombros   Los Sicodálicos
Arena Movediza    Frutos del Pais  Los Vidrios Quebrados
Beat 4    Kalish Miel   
Blops Kissing Spell  Artistas que no grabaron
  La Sangre  
     
     
 

Materia opinable:
Por Juan Barrenechea H.

La avanzada chilena
Rock progresivo desde el fin del mundo.


Aunque los años no han pasado en vano y el tiempo implacable ha aletargado la memoria de las personas, todavía permanece en la memoria el romántico recuerdo de aquella insurrección cultural denominada "Rebelión de las Flores". Aquel movimiento no sólo cambió la mentalidad de muchas personas, principalmente gente ligada a las artes, pintura, música y expresiones del alma, junto con ese efecto, la rebelión constituyó una suerte de caldo de cultivo para la experimentación sonora. Y en países como Chile, ese terreno fártil fue aprovechado a cabalidad por un selecto grupo de músicos que "por fin" podían dar rienda suelta a sus ambiciosos proyectos que años más tarde cambiarían por completo la historia musical chilena.

En el epílogo de los años sesenta hubo colosales intentos por cambiar la fisonomía de la escena rock nacional. Fue el turno de agrupaciones vanguardistas como Aguaturbia, Los Mac’s, Los Vidrios Quebrados y Los Blops. Luego vendrían Los Jaivas y Congreso, dos bandas desconocidas a esas alturas, fueron los encargados de abrir la senda de la experimentación ante al renuencia de sectores tradicionalistas que se resistían a alejarse demasiado de la receta impuesta con gran áxito por la "nueva ola" (Movimiento musical chileno de los años 60’s). Fue un primer paso, claro está, hubo tropiezos y dificultades, sin embargo, la flama vanguardista no se apagó jamás y eso sirvió para que Los Jaivas, integrado por los talentosos hermanos Parra, y líderes indiscutidos de este nuevo fenómeno con Eduardo, Claudio y Gabriel, (este último considerado uno de los mejores bateristas del mundo y fallecido trágicamente en Perú en un accidente automovilístico en la década del 80), junto con Eduardo "Gato" Alquinta y Mario Mutis, se atrevieran a lanzar al mercado en 1971 "El volantín", un disco pletórico y hermoso que reflejó fielmente su intento de fundir el rock setentero con elementos propios de las raíces folklóricas chilenas. Una especie de etno rock que más tarde sería aplaudido por el mundo entero.

Curiosamente, estos primeros pasos de la experimentación sonora chilena produjeron una suerte de dicotomía en cuanto a agrupaciones, ya que no muy lejos de allí, Congreso, otra banda de la Quinta Región, no se quedaría atrás en cuanto a innovación y se constituyó en el segundo puntal de esta incipiente avanzada chilena que tímidamente fue captando adherentes en todo el país. Su música, basada en la fuerte presencia de elementos contrapuntísticos y de fusión, estaba marcada también por una extraordinaria calidad compositiva que persiste hasta hoy.

Pero fueron Los Jaivas, sin duda quienes levantaron la bandera del nuevo sonido rock en Chile. "Todos Juntos", álbum de 1972 significó el paso a la consolidación que más tarde se vería coronada con "Alturas de Machu Pichu" (1981) y "Aconcagua" (1983).

Junto con la aparición de "Todos Juntos", el grupo se emitió una especie de "declaración de principios" que años más tarde sería recordada por los historiadores de la música como uno de los hitos más importantes para la comprensión del fenómeno vivido en Chile a comienzo de los años 70’s.... "Consideramos que nuestra música se nutre en sus raíces del ámbito que nos rodea (paisaje, vida en comunidad, vida interior o experiencia) a la vez que se debe tener en cuenta la cultura musical de cada integrante del grupo. Entendemos por cultura musical, toda la música de la que tenemos memora haber escuchado, junto con los sonidos que a diario nos enfrentan. En consecuencia, sentimos la música como un arte de ver, gustar, palpar, oler y escuchar....Nuestra música va dirigida a todos los hombres que aman la naturaleza y la creación en todos sus grados. Está proyectada por un sentir común a toda persona abierta al diario acontecer y a las derivaciones y realizaciones de este que este diario acontecer tenga con la humanidad y el cosmos".

Estos fundamentos, simples y complejos a la vez, permitieron entender ya en 1972, la orientación que tomó el rock progresivo chileno, movimiento que claramente optó por privilegiar la raíz folclórica por encima de cualquier influjo externo, a diferencia de lo sucedido en Brasil y Argentina, en donde la elegante escuela italiana y el refinado sonido genesiano, constituyeron referentes inobjetables y recurrentes. Chile, en cambio, prefirió hacer un rock progresivo a la medida, tal vez más experimental, pero también con una remarcada valoración de las raíces musicales latinoamericanas que se reflejó nítidamente en la exploración de sonidos a travás de instrumentos ancestrales.

El atardecer de los 80’s

El rock progresivo chileno, al igual que en muchos países, vivió su etapa de apogeo hasta principios de la década del 80’s. La irrupción de fenómenos musicales como la "onda disco", que prendió fuertemente en países como Chile, derivó en una menor producción de música progresiva pura. Salvo los casos de Los Jaivas y Congreso, grupos que ya habían logrado su consolidación, para las bandas "pequeñas" el nuevo escenario simplemente se transformó en un terreno hostil y sin espacios para la divulgación. Sin embargo, fue justamente en estas condiciones donde aparecería la tercera agrupación en trascendencia del prog rock chileno. Fue le caso de Fulano, banda que sacudió las esferas musicales con su singular RIO irreverente y complejo. El inconformismo musical de Fulano, a finales de los 80’s, mostró una nueva faceta, exorbitante e intrincada, que declaró la guerra al facilismo que imperaba en aquellos años. El trasfondo del portentoso aporte de Fulano reveló una verdad que parecía sepultada por las melodías simplistas del rock latino: todavía quedaba espacio para la experimentación.

El renacer de la ensoñación

Nadie sabe a ciencia cierta lo que sucedió a principios de los 90’s. Para algunos, simplemente se produjo una especie de agotamiento musical y compositivo que trajo consigo una "vuelta al pasado" y, por ende, una revaloración del rock progresivo como gánero alternativo; otros prefieren hablar de un adormecimiento parcial del rock progresivo que posteriormente se tradujo en un despertar del movimiento en el epílogo del siglo XX. Lo cierto en que en estos últimos ocho años, la flama de la ensoñación en Chile revivió en forma asombrosa a travás de una savia joven que simplemente echó por tierra todos prejuicios que giraban en torno a este bello universo musical.

Grupos Alsur, con su fenomenal álbum "Fusión Latinoamericana", entre otros pavimentaron el camino a un número considerable de bandas que emergían en todo Chile, conservando esa identidad por la que tanto habían luchado sus predecesores, pero sin hacerle el quite a las influencias estilísticas de Europa. Esa fue la gran novedad de esta nueva avanzada que hizo de Tryo su nuevo paladín.

Tryo, grupo compuesto por los hermanos Ismael y Francisco Cortez (guitarras y bajo, respectivamente), y Fálix Carbone (batería) debe ser la mejor carta chilena en estos momentos (www.tryo.scd.cl). Esta agrupación viñamarina, dueña de un sonido absolutamente poderoso que se cimenta sobre la base de una fuerte influencia crimsoniana, acaba de lanzar este año su tercer álbum titulado "Patrimonio", en cual dejan de manifiesto la tremenda calidad compositiva que acompaña al grupo desde 1996 cuando grabaron su primera placa homónima con nueve intensos temas, sin dejar de mencionar a "Crudo", disco de 1998 que fue considerado como uno de los mejores de ese año.

Otra de banda que esboza un prestigio saludable es Akinetón Retard. Formados en Santiago en 1995, este quinteto integrado por Estratos Akrias (clarinete y saxo alto), Petras Das Petren ( saxo tenor, saxo barítono y voces), Tanderful Aturness (guitarras), Bolshek Tradib (batería) y Lera Tutas (Bajo) se dedicó a cultivar una vertiente bastante experimental que entre el RIO, la música Zeulh y algo de sonido Canterburiano. El resultado fue su homonimo, un disco fantástico que hará las delicias de los amantes del riesgo auditivo.

En esa misma línea aparecen otras dos excelentes agrupaciones. Se trata de Sarax, trío de Santiago compuesto por Demetrio Cifuentes (bajo), Marcelo Kid (guitarras) y Juan Pablo Velasco (batería). El grupo grabó en 1997 su primer registro de 11 complejos temas denominado "Fácula Bicorpórea", el cual presenta como referentes más cercanos las descargas de tensión de King Crimson, la frialdad de Univers Zero y la influencia significativa por parte de gente como Magma, Primus y John Zorn. El otro representante de esta corriente experimental es La Neura, cuya música podría definirse algo así como
rock para nervios bailarines, donde la polirritmia, la intensidad, el azar y la densidad (desde lo más cercano al silencio hasta la brutalidad sonora (en cuanto a
intensidades), juegan un factor importante. La Neura, Carlos Rodríguez (batería, objetos),
Michael Magliocchetti (guitarra eláctrica, percusión), Cristián Gandarillas (bajo eláctrico, voz, cornetas de juguete, objetos, percusión) Rodrigo De Petris (saxo tenor, vibrátono), acaba de producir su álbum debut "Genzur" con 19 temas en donde las formas rígidas y el equilibrio preconcebido están completamente descartados. Siempre en este mismo plano, y no menos trascendente es Eliomis, banda que cultiva un peculiar Sycho-Prog Experimental marcado por grupos como Pink Floyd, Magma, Residents y Gong. Eliomis, que en realidad es un proyecto de talentoso músico viñamarino Cristián Núñez, posee a su haber varias placas llenas de "Extreme Internal Perception" (1998); "Macrosychedelia", "The Purple Schizoid" y "Citric", su último registro, el cual ha tenido excelentes comentarios.

Al hablar de emblemas del nuevo prog rock chileno no se puede dejar de mencionar la propuesta sincera de Ergo Sum, quinteto santiaguino compuesto por Alejandro Tefarikis (gitarras), Sebastián Iglesias (bajo), Daniel Ríos (flauta traversa), Sergio Menares (batería) y Paul Zañartu (percusiones). "Ergo Sum" su primera placa de 1997, está compuesta por 6 ambiciosos temas que deambulan desde el hard rock hasta el jazz y que además posee como centro de atracción el virtuoso aporte de Daniel Ríos en la flauta, al mejor estilo de Jethro Tull, Flairck y Focus. Standard Implacable es otro exponente chileno de calidad. Con un sonido bastante creativo e innovador, este trío integrado por Ricardo Henríquez (bajo, teclados y mini moog), Gianny López (batería) y Jorge Larrea (guitarras) ofrecieron en 1996 un demo cd completísimo y de excelente estirpe llamado "Santuario", el cual posee una fuerte impronta de bandas como King Crimson, Primus y Rush.

En cuanto al sonido Neoprogresivo, Subterra y Dwalin (ambos de Santiago) llevan la delantera. Dwalin, compuesto por Salvador Hassard (voz y guitarra), Juan Rodríguez (teclados), Rodrigo Aranda (bajo) y Rodrigo Andalaf (batería), sacaron hace poco su disco debut "The green book" el cual se encuentra fuertemente influenciado por los cuentos de Tolkien y, musicalmente, por grupos como Jadis, Yes, Dream Theather y Genesis. Subterra, por su parte, abrió recientemente el show de Pendragon en Chile y aprovechó la ocasión para exhibir "La primavera de Praga", un demo cd que servirá de antesala de su esperado disco debut. La banda, liderada por el carismático vocalista Max Sánchez e integrada además por Leonardo Basso (guitarras), Gonzalo Sánchez (guitarra), András Saavedra (bajo), Javier Lagos (teclados) y Pablo Perich (batería), recoge influencias varias, siempre en el campo melódico, que van desde Marillion, Arena y Jadis, hasta las energáticas armonías de IQ. En esta misma línea destacan también agrupaciones como Eos, que además cuenta con un trabajo titulado "Demos"; Rivendel, interesante banda posee un registro denominado "Al sur del Sol"; Bachelor, con una propuesta un tanto más aventurera, que incluye flauta traversa y vientos andinos; Entrance, quienes se aprestan a lanzar su álbum debut en la vena de colosos como Kansas y Rush; Grande Sol, que ostenta también el rótulo de una de las grandes promesas chilenas en la línea de Steve Rothery, Camel y Mike Olfield; Pillán, que es la banda progresiva por excelencia de Concepción con sus innovadoras sinfonías que mezcla el típico sonido neo progresivo moderno con elementos propios de la cultura Mapuche precolombina, y por cierto, Shlensis, grupo capitalino integrado por Josá Castro (batería), Alejandro Valderrama (guitarra), Mauricio González (guitarra y voz) y Mauricio Mitchell (bajo), quienes a travás de su singular sonido, mezcla entre Los Jaivas y King Crimson, se han convertido en una de las bandas predilectas de la Arproch (Asociación de Rock Progresivo Chilena), organización creada en 1998 para promover y desarrollar en rock progresivo chileno, principalmente a travás de la realización de conciertos y la divulgación de Arlequín, revista que se distribuye cuatro veces al año y que junto a Subterránea, constituyen las únicas publicaciones verdaderamente progresivas de Chile.

A esta verdadera avalancha de grupos, se suman Crisálida, quinteto integrado por Rodrigo Sánchez (batería), Cinthia Santibáñez (voz), Cristián Carrillo (guitarras), Manuel Soto (teclados) y Rodrigo Castro (bajo), quienes el año pasado lanzaron un portentoso EP que rápidamente se transformó en el favorito de los fanáticos del Metal Progresivo, lo mismo que sus coterráneos de Metrópolis, que a travás su cd single de este año descargan los mejores de Hard Prog norteamericano. también irrumpieron con fuerza bandas como Amusia, constituida por Magdalena Pineda (teclados), Rodrigo García (bajo y voz), Luis López (guitarras) y Jorge Gironás (batería). Amusia ostenta dos producciones en su historial tituladas "Demo 1" (1997) y "Demo 2" (1998), las cuales están fuertemente impregnadas del inmortal espíritu canterburiano y del sonido clásico de bandas como Sof Machine, King Crimson, Gong y Pink Floyd. Finalmente, hay que destacar el trabajo de Sur Pacífico, trío compuesto por Marcos Ribas (ex bajista de los argentinos Rael), Paulette Joui Navarrete (cello) e Ismael Cortez (guitarrista de Tryo). Sur Pacífico se caracteriza por hacer una fusión de distintas influencias que van desde Robert Fripp y King Crimson hasta autores clásicos como Bartok y Bach.

En poco más de 5 años Chile ha avanzado impresionantemente en materia de rock progresivo. Aquella senda que construyeron Los Jaivas, Congreso y una serie de grupos, la mayoría de ellos en el anonimato, hoy en día está atiborrada con nuevos exponentes de alta calidad que se abren paso en medio de la asfixiante selva de la superficialidad sonora actual. Bien podría decirse que es un eco procedente del último rincón de planeta. La nueva generación progresiva de Chile está generando sonidos imponentes que crecen y se esparcen como el trueno y la tempestad......... Son los acordes que vienen desde el fin del mundo. 

Cd’s recomendados:

Los Jaivas - "Alturas de Machu Pichu"
Congreso - "Para los arqueólogos del futuro"
Alsur - "Fusión Latinoamericana"
Tryo - "Crudo", "Patrimonio"
Fulano - "Fulano"
Akinetón Retard - "Viaje a Erlebnis"
Ergo Sum - "Ergo Sum"
Standard Implacable - "Santuario"
Dwallin - "The Green Book"
Crisálida - "EP"  
arriba

Beat 4
Beat 4
por HL

Durante 1967 editan nada menos que tres albumes, "Beat 4", "Boots a Go-Go" (que es comentado a continuación) y un disco de mayores inclinaciones psicodálicas: "Juegos Prohibidos"
Probablemente el mayor márito del disco sea el de cantar en castellano. Beat 4 es aparentemente la primera banda beat en hacerlo en este idioma en suelo chileno. Entre algunas aceptables composiciones propias aparecen temas de The Beatles ("Es solo Amor", "La Noche Anterior", etc) y otros firmados por Mogol quien en esa ápoca escribia para Formula 3 de Italia y más tarde lo haría para Premiata Forneriaa Marconi. hay que destacar que el tema llamado "Ya no Eres de Mi", que se trata en realidad de una versión algo más lenta de "Rompan Todo", que no está atribuida a sus verdaderos autores, los hermanos Fattoruso de la fabulosa banda uruguaya "Los Shakers". La instrumentación es prolija y las voces correctas, sin embargo no ofrecen algo demasiado .
arriba

Los Vidrios Quebrados
Fictions (1967)
por HL

Estudiantes universitarios se llamaron primero Los Cuervos y dejaron como testimonio solo un single de 1966 y el álbum "Fictions" de 1967.
Las influencias de The Beatles, Yardbirds y Kinks son evidentes. Sin embargo la banda no solo no presenta ningún cover sino que además superan las influencias y llegan a desarrollar una personalidad musical propia. A pesar del nombre de la banda y los títulos de los temas en castellano Los Vidrios Quebrados optaron por cantar en inglás con cierto empecinamiento. El disco es una colección de doce temas, muchos de ellos excelentes, con logradas melodías, prolijamente arregladas y con una muy buena interpretación vocal e instrumental. Abarcan el sonido Mersey, el R&B, el country-rock, la balada pop y otros gáneros de la ápoca. En muchos pasajes las guitarras brillantes recuerdan a los Byrds y en otros hay tímidos acercamientos a la psicodelia británica. Todos los temas son de composición propia. Un álbum imprescindible para los amantes de esta corriente.
arriba 

Los Sicodálicos
Sicodelirium (1967)
por HL


Seguidores de varias bandas británicas, claros referentes de la ápoca, pero con composiciones propias en inglás, editan un solo álbum llamado "Sicodelirium" en 1967. Desarrollan un estilo que puede comprenderse dentro de la primera oleada sicodálica, en la que aún se conserva gran parte de la inocencia del beat. Los arreglos de voces están cuidados y las intrumentaciones sin ser deslumbrantes no desentonan. Llaman la atención los diálogos y ruidos ambientales entre algunos temas del álbum. Oriundos de Valparaíso contaban entre sus filas al futuro integrante de Congreso Francisco Sazo. Un interesante hecho sobre el que llama la atención el investigador chileno Fabio Salas Zúñiga es que los sicodálicos a pesar de su estilo foráneo fueron los primeros músicos chilenos en incluir instrumentos tradicionales como el charango y la quena en sus grabaciones.

arriba

Los Jockers
En la Onda de los Jockers (1967)
por HL


Reunidos en 1964 bajo el liderazgo del guitarrista Sergio del Rio, junto a Gustavo Serrano, Mario Pregnan, Peter Burdock y Alan Ferreira. Editan tres LPs: "En la Onda de los Jockers" (1967), "Nueva Sociedad S.A." (1967) y "Los Jockers y una buena Pichanga" (1968)
Con una actitud musical plenamente identificada con The Rolling Stones, tomaron de estos un estilo de comportamiento dirigido a despertar polámicas. En la portada de su primer álbum aparecen con una indumentaria psicodálica interrumpiendo el transito en una de las principales avenidas de Santiago, un par de ellos cómodamente ubicados en sillones. Si bien es muy conocida su versión de Satisfaction hay que desatacar que a partir del segundo álbum presentan composiciones propias, algunas con letras en inglás y otras en castellano, algo no muy habitual en la región en esa ápoca. Existe una recopilación en cd que contiene temas de entre el 66 y el 68 llamada "La Leyenda de los Jockers" (y que es el material al que hemos tenido acceso), en la que también se presenta una versión de Satisfaction de una reunión de la agrupación en 1990. 
arriba 

Aguaturbia
por HL

Aguaturbia representa una vertiente inclinada al rock y la psicodelia, definitivamente alejada del sonido pletórico de regionalismos que más tarde deesarrollarían bandas chilenas como Los Jaivas, Congreso o Blops en sus primeros discos. Tenían actitudes predestinadas a causar conmoción de la sociedad chilena de aquellos años, como aparecer desnudos o crucificados en las tapas de los discos. Aparentemente viajan al Festival de Woodstock y al regreso graban el primer álbum cuyo título "Psychedelic Drugstore"revela su orientación musical. En 1970 editan su segundo y último LP con el que no logran el áxito esperado por lo que la banda se separa poco tiempo despues.

Aguaturbia
Psychedelic Drugstore (1969)
Definitivamente enrolado en la psicodelia el álbum abre con una poderosa versión de "Somebody to Love" en la que Denise muestra influencias de Grace Slick. Sin embargo no se limita a una simple imitación cantando con un enorme apasionamiento. En lo que sigue del album se descubre también el deslumbramiento por Jimi Hendrix del guitarrista Carlos Corrales (en algunas fotos de la ápoca puede verse que hasta su forma de vestir se asemeja de vestir se asemeja a la de Jimi). Tanto en las versiones como en los temas propios la banda se muestra segura, poderosa, ácida, concentrandose en el rock y el blues psicodálico con algunos aditamentos jazzeros, siempre cantando en inglás. Sin embargo sobre el final, en el último tema, aparece el precioso estigma del rock chileno y en "Aguaturbia", cantado en castellano se confunden el blues y el folclore.
arriba 

Amigos de María
por HL


Amigos de María Hacen su aparición en 1969 con el nombre de Los Diferentes, una banda de música bailable que edita un par de singles. Ya con el nombre de Amigos de María, acompañan al actor y cantante Dean Reed durante su estancia en Chile. Con posterioridad comienzan un sinuoso camino que los lleva al hard rock, llegando a grabar su único LP en 1973.

Amigos de María
Rock (1973)
Por lo que se demuestra en este álbum, Amigos de María parece ser una de esas agrupaciones con potencialidades que fracasan por insistir en tomar el camino equivocado. El disco abre con un tema propio,"Vuelve a Comenzar", cantado en castellano, bien tocado, inmerso en el rock duro, con influencias zeppelinianas. Cuando uno espera escuchar a una banda que continúa explorando este terreno, surge la decepción de encontrarnos con una serie de versiones de bandas extranjeras, cantadas en inglás. Algunas de ellas son versiones interesantes como The Letter, pero incluso muchas corresponden a una elección incompresible, incluso con temas que para 1973 parecen desfasados en el tiempo . En ningún caso logran entusiasmar nuevamente como en la apertura. Una lástima. (Existen versiones que dicen que el material está en realidad registrado a fines de los 60s, lo que en realidad cambiaría las cosas).
arriba 

Escombros
Escombros
por HL

Graban solamente un simple y el LP homónimo.
Liderados por Walter Ziman en voz y piano, quien se acompañaba Lito y Lolin en guitarras, Josá en bajo y Michel en batería. El álbum abre con una no muy afortunada versión de Stone Free que suena algo lavada. Continúa con R&J de N. Rota, una balada interrumpida por un par de solos de guitarra. A partir de acá se presentan composiciones propias con temas que van desde el rock duro, blues y baladas. La música si bien no es de alto vuelo, esta decorosamente instrumentada según los cánones del hard rock de los tempranos setentas. Cantaban en inglás (Ziman es de origen anglosajón). Si bien no es un álbum que puede catalogarse de imprescindible, constituye una interesante curiosidad. Grabado originariamente para el sello Arena, no existen reediciones oficiales.   

arriba

Kissing Spell
Los Pájaros
por HL


Editan un solo álbum llamado "Los Pájaros". Con posterioridad cambian su nombre por el de "Embrujo". Integrado por Ernesto Aracena, Carlos Fernandez, Juan C. Gómez, Ernesto Murillo y Guillermo Olivares.
Grupo ligado al Instituto de sicología aplicada e inmerso en la filosofía holística. Desarrollan su estilo en esa area que queda compartida por el universo psicodálico más elaborado y el progresivo incipiente. Las composiciones cien por cien propias alternan letras en inglás y castellano conservando una atmósfera algo oscura. Solo de a momentos se aprecian algunos acercamientos a The Doors, particularmente en lo que hace a la voz. Los teclados y más concretamente el órgano toma un rol predominanante que subraya lo anteriormente expresado. Algunas melodías un poco empalagosas no llegan a afectar el clima melancólico y el refinamiento. Algunos aportes de guitarra distorsionada rompen periódicamente con el clima sosegado de una obra que se puede apreciar por su coherencia como un todo indivisible más que por un puñado de canciones. Una obra que encuentro altamente recomendable. Existe reedición en CD.
arriba  

Embrujo
Embrujo (1971)
por HL

Integrado por Ernesto Aracena, Carlos Fernandez, Juan C. Gómez, Ernesto Murillo y Guillermo Olivares, es decir la misma formación de Kissing Spell. Se trata en realidad de la misma banda con un cambio de nombre.
Kissing Spell decide castellanizar su nombre y se deciden simplemente por "Embrujo" y editan su único álbum homónimo en 1971. Ahora aprovechan más las diferentes posibilidades que ofrece el rock y su música a la vez que pierde homogeneidad logra una mayor expansión sonora. Las composiciones de responsabilidad compartida entre varios de sus miembros son casi completamente cantadas en castellano. Suenan muy sueltos y naturales en una vertiente de rock que es consistente a la vez que muy amplio en matices, y aunque no definitivamente progresivo en el sentido actual de la palabra, sí claramente inmerso en el peculiar sonido sudamericano de principios de los setentas. La banda continua teniendo unos elogiables pasajes de teclados aunque toda la banda funciona correctamente. De vez en cuando continúan sumergiándose en melodías pomposas que afortunadamente no predominan en el álbum. Lamentablemente no existen reediciones de este álbum tan recomendable como "Los Pájaros" de Kissing Spell.
arriba 

Blops
por HL


Integrado por Eduardo Gatti (guitarra y voz), Juan Pablo Orrego (bajo y voz), Julio Villalobos (guitarra), Sergio Bezard (batería) y Juan Contreras (flauta, teclados y voz) llegan a vivir en comunidad en la Manchufela. Gozan de la simpatía de la izquierda aunque no militan politicamente. Producen tres álbumes: "Blops" ó "Los Momentos" (DICAP, 1970), "Blops II" ó "Del Volar de las Palomas" (Sello Peña de los Parra, 197l) y 'La Locomotora' (I.R.T., 1973), con Juan Carlos Villegas en el sintetizador y los teclados tras el alejamiento de Villalobos. En julio de 1973, se separan, coincidiendo con la aparición en escena de la dictadura pinochetista. En 1978 se reúnen Los Blops, aunque solo lo integran los miembros originales Gatti y Orrego.

Blops
Blops ó Los Momentos (1970)
Editado por DICAP, sello del Partico Comunista Chileno en 1970.
Álbum predominantemente acústico de tono reposado, cantado en castellano, con ritmos de folklore que se alternan con algunas melodías casi pastorales y pasajes eláctricos que se acercan tímidamente al blues o a la canción psicofolk. La parte instrumental se asienta principalmente en la guitarra acústica (ocasionalmente en la eláctrica) y flautas. Se pueden detectarr algunas influencias floydianas.
 
arriba

Blops
Blops II ó Del Volar de las Palomas (1971)
por HL

Grabado en el Sello Peña de la familia Parra. Poco después de grabar el álbum participan junto a Víctor Jara en "El Derecho de Vivir en Paz", primer disco de Nueva Canción Chilena. El álbum salvo por algunos pasajes es mas decididamente orientado al folklore. Debe agregarse que de las tres recientes reediciones es la que cuenta con sonido de inferior calidad. Se presentan en el conocido Festival de Viña del mar dónde son abucheados por el público.


 

arriba

Blops
Locomotora
por HL

El rechazo del público conmociona a los miembros de la banda, momentaneamente cambian de nombre, llamadose Parafina, mudan de lugar la Manchufela (a Peñalolán) e ingresa Carlos Villegas. En los ensayos se entregan a una febril (y eláctrica) improvisación, que ofrece como resultado lo exihibido en el festival "Los Caminos que se Abren", con una perfomance energática y arrolladora de rock progresivo con altas dosis de improvisación, casi puramente instrumental. Las guitarras acústicas están totalmente reemplazadas por las eláctricas, se aprecian teclados eláctrónicos, incluso sintetizadores. Debido a la falta de interás de las discográficas en grabar este material, se trasladan a Buenos Aires, Argentina y en solo 14 horas graban esta magnífica obra de la cual se editan solo 500 copias. Imperdible. Temas:Allegro Ma Non Troppo, Tartaleta de Frutillas, Locomotora, Pirómano, Sandokán.
arriba

Congregación
por HL

Banda de orientación acústica e inspiración poática de tono filosófico – religioso, liderada por Antonio Smith, luego asentado en Argentina con actividad solista y la agrupación Sol de Chile. Posteriormente también conocido por su proyecto Awankana.

Congregación
Viene… (1972)
Un álbum de hermosas baladas acústicas delicadamente instrumentadas. Un permanente clima de paz con atmósferas a veces oníricas, desarrollos parsimoniosos con climas que solo de a momentos pueden hacerse algo tensos y que no caen en lo melancólico. Letras que muchas veces son crípticas pero que en otras ocasiones son de orientación humanística, filosófica y mística. La voz de Antonio casi susurra los mensajes, en un entorno de hermosas armonías con omnipresentes guitarras acústicas, sutiles bajos, percusiones sosegadas y aportes de chelos, pianos o armónica. Un álbum encantador que marca la línea seguida por Antonio Smith en otros trabajos posteriores.
Formación: Antomio Smith: voz, coros, guitarra, plectófono, megáfono; Alejandro Rodríguez: coros, guitarras, armónica; Alberto Pradas: coros, bajo y guitarra; baltasar Villaseca; coros, percusión y guitarra; Carlos Vittini: coros, flauta, percusión. Invitados: Johan en coros, Richy en bajo, Grumpy y Gini en chelo. Tambien participan Eduardo y Gabriel Parra de Los jaivas y Julio de Amerindios.


arriba

Antonio Smith
por HL

Ex integrante de Congregación, que durante su exilio en Argentina edita dos álbumes solistas. Ven, Seamos Más en 1974 y Somos el Mundo en 1975. Ademas de estas obras participa del proyecto Sol de Chile, editando un álbum en 1974. El investigador chileno Fabio Salas define su música como "Folklore Progresivo Urbano Andino".

Antonio Smith
Ven, Seamos Más (1974)
Autor de ensayos filosóficos, comunidades espirituales, compositor de cine experimental, pregonero de la liberación interior, músico-terapeuta…" Así se presenta a Antonio Smith, ex integrante de Congregación. Aquí, ya asentado en Argentina, Antonio continúa en la línea expresada en su banda, con un esquema musical acústico y de ascendiente folklórico, encargándose de las voces y de toda la instrumentación: guitarra, guitarrón grave, guitarra tenor, plectófono (instrumento desarrollado por el propio Smith), piano, quena, flauta y percusión, con simples y bellas melodías enmarcadas en esmeradas armonías. El autor destaca haber seleccionado estas canciones por su "esencial simpleza".Grabado luego del proyecto Sol de Chile que integraba junto a Matías Pizarro en piano, el peruano Enrique Luna en bajo, Miguel Taborda en batería y percusión y otros, y que en la grabación de su disco contaría con la colaboración de Los Jaivas. No conozco reediciones en CD. Vinilo editado por Promúsica de Argentina.
arriba

Antonio Smith
Somos el Mundo (1975)
por HL

En la artesanal portada de delgada cartulina del disco editado bajo el sello Paloma el autor aparece como Antonio Smit (sin la "h"). Acompañado por varios músicos, entre ellos Matías Pizarro en piano, Angelo Taborda en batería (estos dos ex integrantes de Sol de Chile junto a Antonio), Jorge Seleson en violín, Carlos Mezzanti encargándose del bajo, Juan Carlos Occhi, Patricia Castillo y Carlos Salcedo en flautas, y Enrique maltz en cello , Smit despliega una serie de canciones en su estilo tan propio y tan difícil de catalogar, de profundas raíces latinoamericanas, acústico, parsimonioso en su clima y intensamente poático, muchas veces testimonial en las líricas. En los comentarios de potada, firmados por Manuel Paladines se habla de las agrupaciones anteriores del músico, Generación, Congregación, Machitun, Sol y Filarmónica Andina denominándolas "Tribus Musicales", apelativo que suena más agraciadamente oportuno que el habitual de "bandas". Smit comenta: "Confio en el lenguaje de la música, por la síntesis que entraña, y el poder de su magia, de penetrar dimensiones ocultas a las simples palabras". No conozco reediciones en CD de esta obra cuyo vinilo está editado en Argentina. Antonio Smith ha cobrado trascendencia en otros ambientes por su proyecto Awankana.
arriba 

Congreso
por HL

Surgen de la unión de las agrupaciones llamadas Los Masters de Quilpuá y Los Psicodálicos (cuyo LP esta comentado más arriba), de Valparaíso. Se trata de una de las bandas más significativas de Chile, por la enorme calidad de su música y su dilatada trayectoria. Sin embargo, a pesar de que superan las 15 producciones, editan solo tres álbumes a lo largo de los 70s. Claro que ninguno de los tres tiene desperdicio.
 
Congreso
El Congreso (1971)
por HL

La estapa más rockera de Congreso. Con una instrumentación más económica que la que emplearían en el futuro. Un álbum lleno de dinamismo y excelentes melodías que engalanan las atractivas poesías pertenecientes en su mayor parte a Francisco Sazo, aunque también se escuchan versos de Neruda ("Maestranzas de la Noche"). Es notable la meticulosidad de los arreglos y la pulcritud de las ejecuciones, más aun si se tiene en cuenta que los temas están grabados en directo con solo dos pistas. Se combina el rock, con la música de raíces andinas y algunos atisbos de clasicismo. Hay una versión de "El Cóndor Pasa" con letra de Sazo y un fibroso (y eláctrico) instrumental de más de 11 minutos llamado "A.A.R". que cierra el LP. La edición en CD incorpora los temas del primer simple de Congreso de 1970 (¿Cómo vas? / "Nuestro es el momento")
 arriba
 

Congreso
Terra Incognita (1975)
por HL

A cuatro años del primer disco se observan cambios en la agrupación. El ingreso de Renato Vivaldi, la incorporación del violonchelo en manos de patricio González, el mayor empleo de percusiones otorgan nuevo color a la música de Congreso. Las raíces musicales latinoamericanas están allí intactas, pero ya no hay tanta electricidad, ni la presencial rock es tan palmaria, aunque de ninguna manera está ausente sino más bien sutilmente inmerso en la ahora más complejas composiciones. El componente que se agiganta es el de la musica docta. Un generoso y perfecto mestizaje musical hacen que esta sea un gran paso adelante en la trayectoria de la banda. La edición en CD incluye lo stemas del simple "El oportunista" / " Entre la gente sencilla".


  arriba

Congreso
Congreso (1977)
por HL

El camino que desde el principio tomaron, pero que se ve confirmado en "Tierra Incógnita" tiene en este álbum su punto culminante. Ingresan Arturo Riesco en percusión y flautas y Hugo Pirovich en flauta traversa. Congreso conserva todos los elementos ya descriptos en las anteriores obras, que ahora se combinan para desarrollar una música que por un lado presenta una mayor complejidad compositiva, pero por otro engrandece la belleza de sus melodías. Si el primer álbum es el más rockero, espontáneo y cándido, este es el más progresivo, concienzudo y adulto. Congreso rebasa las fronteras de los estilos con una propuesta grandiosa. Los tantas veces mencionados componentes de la música de esta agrupación, rock, folklore y música erudita se encuentran en una perfecta amalgama, un tipo no clasificado de música que tiene en Chile muchos de sus mejore exponentes. Y entre las obras producidas se destaca este altamente recomendable documento.



arriba 

Frutos del País
Sin Tí  (1972)
por HL

Se trata a mi entender de la primera manifestación de rock sinfónico surgida en Chile. Una propuesta bien diferente a la de bandas como Blops, Congreso o Jaivas, desde el momento que no incorporan sonoridades autóctonas a su música. Lejos de ello surge ya desde la audición de los primeros temas una enorme influencia de Procol Harum. Los temas como varios de los clásicos de la banda británica se basan en melancólicas melodías con un preponderante, casi omnipresente trabajo de órgano correctamente acompañado por el resto de los instrumentos. Entre los temas intercalan algunos temas más cercanos al beat que al rock. Cantan en castellano, aunque las voces lejos están de poder ser una virtud de la banda, tampoco las letras son trascencendentes. Su principal valor es el de constituir una bastante agradable curiosidad.
arriba

Los Jaivas
por HL

Integrada originariamente por los hermanos Parra: Gabriel en batería, Eduardo en teclados y Claudio primero en acordeon luego en teclados, a los que se sumaban el Gato Alquinta en guitarra y voz y Mario Mutis en bajo. Debido a la baja estatura de estos dos con respecto a los hermanos adoptan en 1963 el nombre de High Bass, nombre que más tarde derivaría foneticamente en Jaivas. Se dedican a tocar música de corte tropical y boleros. Con el correr de los años su musica cambia drásticamente orientandose a improvisaciones basadas en el folklore y en el rock. Ya como Los Jaivas editan en forma personal el mítico álbum "El Volantín" del cual salen solo 500 copias y que recién es reeditado en el 2001. Poco tiempo despues sus singles alcanzan reconocimiento y logran editar en 1972 el primero de sus clásicos álbumes: "Los Jaivas" ó "La Ventana". Con enorme reconocimiento en Chile viajan a la Argentina, dónde los sorprende el golpe militar pinochetista. Deciden radicarse en Argentina, pero no eligen Buenos Aires sino una localidad más tranquila llamada Zárate. Junto a Manduka graban "Los Sueños De Amárica"en 1974. Un año despues deciden regresar a Chile, aunque allí la situación no es de su agrado y deciden retornar a Argentina, sin Mario Mutis, con Julio Anderson en su reemplazo. En 1975 sale "Los Jaivas", más conocido como "El Indio". Con Alberto Ledo en charango graban "Canción Del Sur" antes de la partida a Europa para radicarse en Francia.
arriba

Los Jaivas
El Volantín (1971)
por HL

El primer álbum de la banda, producto de un registro particular. Con muy altas dosis de improvisación, solo la mitad de los temas estan basados en composiciones. El primer tema luego de una inocente introducción de piano da paso a uan incursión psico-átnica propia de una versión araucana de"Un Plato Lleno de Secretos" en donde el órgano no hace sino rubricar esta apreciación. A lo largo de los tres temas siguientes las percusiones, flautas y voces de trance místico predominan. "Que o la Tumba Serás" sigue un camino de canción tradicional que será más característico de la banda, al igual que el bellamente instrumentado "Foto de Primera Comunión" donde ya se aprecia la personal guitarra de Alquinta. En "Ultimo Día" se combinan las raices folklóricas con las desenfrenadas improvisaciones rockeras. Hay que escucharlo. 
arriba

Los Jaivas
La Ventana (1972)
por HL

Reeditado luego como "Todos Juntos", es el primer álbum de conocimiento masivo de Los Jaivas. Contiene el clásico "Todos Juntos" dónde se entremezclan maravillosamente los ritmos folklóricos y rockeros con instrumentos autóctonos y eláctricos, característica que se mantiene en todo el álbum. En "Los Caminos que se Abren" incluyen cellos, violas, violines, cornos y brindan un elevado momento musical. Queda lugar para la improvisación que era propia en "El Volantín", como puede apreciarse en el instrumental "Cuero y Piel". Un capitulo aparte merecerían las muy buenas letras y la personal voz de Alquinta. Las reedición "Todos Juntos" contiene "Ayer Cachá" y "Corre que te Pillo", originariamente lados B de los primeros singles de la banda. Se ha omitido el instrumental "Ciclo Vital", según entiendo por extravío del master original. Una joya del rock progresivo latinoamericano. Temas de la edición original: Marcha al Interior del Espíritu, Mira Niñita,Todos Juntos, En la Quebrá del Ají, Ciclo Vital, Los Caminos que se Abren, Pasillo del Condor
Manduka-Los Jaivas, Los sueños de Amárica, 1974: Reza la portada del disco grabado en Argentina: "Los sueños impresos en este álbum son el unico resultado aparente de un simbolico Primer Encuentro Latinoamericano de la Soledad que los músicos concertaron en un rincón amado del litoral argentino, intentando conjugar la sabiduria de la montaña, la embriaguez del mar y el hermetismo de la selva": Los Jaivas junto al brasileño Manduka, exploran las raices folklóricas del cono sur. La guitarra del Gato Alquinta es como en muchas otras ocasiones la que hace de enlace con el rock. De alguna manera retornan a las vertientes musicales que exploraban en la ápoca de "El Volantín" tanto por el folklore como por el clima algo lisárgico predominante, aunque el bagaje musical es mayor en este álbum.
arriba

Los Jaivas
Los Jaivas (1975)
por HL

Conocido como "El Indio". Maravillosa obra maestra que conjuga a la perfección los elementos folklóricos, el rock progresivo, los aires psicodálicos y algunos aportes clásicos. Pocas veces se ha podido escuchar utilizar en forma tan coherente los instrumentos tradicionales y los propios del rock de los 70s. Los temas en lugar de presentar las diferentes vertientes musicales como contrastes, los exhiben amalgamados de tal forma que definitivamente Los Jaivas son creadores de un estilo propio dentro de la musica progresiva, que se diferencia claramente de lo desarrollado por otras bandas que combinan estos factores como Arco Iris o Anacrusa. No es necesario repetir a esta altura el tremendo nivel emotivo de la voz de Alquinta, ni mi personal fascinación por su guitarra. El trabajo del piano tambien es brillante aportando el toque de clasicismo. Una obra imprescindible a la par de los mejores discos de los 70s.
arriba

Los Jaivas
Canción del Sur (1977)
por HL

Si no fuera por la excelente calidad musical del álbum uno podría decir que el magnífico arte de tapa de Rene Olivares hace que el disco valga la pena. Sale el bajista Mario Mutis y se incorporan Carlos "Pajarito" Canzani como bajista y el argentino Alberto Ledo en charango. Melodías inspiradas en los paisajes patagónicos, poemas populares uruguayos, incorporación de musicos no chilenos, encantadoras combinaciones de lo acustico y lo eláctrico, de lo tradicional y lo innovador convierten definitivamente a Los Jaivas en una banda universal, uno de los mejores exponentes de una música que no sabría como llamar si el genero progresivo no aceptara a estas propuestas maravillosas. la edición en CD presenta temás extra editados como simples en su momento1. Grabado en Argentina en marzo de 1977. Poco despues los Jaivas parten para asentarse en Europa . Este será el íltimo álbum de los Jaivas en los 70s.
arriba

Como ha ocurrido en todas partes del mundo, en Chile han existido bandas que no llegaron a dejar registrado su material. Otras afortunadamente, aún sin llegar al álbum dejron como testimonio algunos simples. Esta sección revisa esta discografía. Agradezco doblemente a Fabio Salas Zuñiga: por el envio del material que aquí comentamos y por el trabajo realizado en su libro La Primavera Terrestre, que guía nuestras escuchas de rock chileno.
arriba

Kalish
Banda liderada por el tecladista Francisco Aranda. Editan un solo simple durante el año 1973, en el que versionan nada menos que a ELP. Se atreven con dos temas de Tarkus compuestos por la dupla Emerson / Lake. En Stones of Years el trabajo en Hammond de Aranda es excelente, muy bien apoyado por la base rítmica. En Bitches Cristal, la ausencia de sintetizadores no hace sino demostrar aún más la calidad interpretativa del grupo. Prácticamente dominado por el piano el tema solo se ornamenta con algunos aportes de guitarra eláctrica. Es de lamentarse que esta banda con tan buenas condiciones que alcanza un trabajo plausible a pesar de las evidentes deficiencias tácnicas que sobrellevaban, no nos dejara material propio registrado.
arriba

Almandina
Agrupación liderada por el guitarrista Leslie Murray. Secundaban a Murray: Orlando Avendaño en batería, Krujita Quinteros y Nelson Muñoz y Santiago Salas en percusión, Guido González en guitarra y Juan C. Mendoza en bajo. Claramente enrolados en una corriente que los emparienta con Santana por la abundancia de percusiones afro latinas. Editan el primer simple en 1973 bajo el nombre de "Leslie Murray y Almandina" con los temas "La Minchusquita" y "El Hijo de Barny". Un buen trabajo en el que es notorio el liderazgo de la guitarra. Como "Almandina" a secas, sacan un segundo simple en 1974. Lamentable toda la fuerza de la primera producción se diluye en dos temas insípidos de clara orientación comercial "Fiesta" y "En tu Mente". Solo en este ultimo dejan vislumbrar algo de la calidad que tenían con sus instrumentos en la mano.
arriba

Miel
Se comenta sobre Miel que hacían unas excelentes presentaciones en vivo con temas propios e incluso versiones de PFM. Lamentablemente muy poco de esto quedó plasmado en su discografía. Participan en 1974 de una compilación en la que aportan el tema "Tu Calor", una balada ornamentada de nítida intención progresiva en la que dan espacio para el lucimiento de la instrumentación. Evidentemente por cuestiones comerciales su simple de 1976 contenía en el lado A un tema de KC & The Sunshine Band. Afortunadamente en el lado B se encuentra "Sombras de Colores", una composición propia de neta orientación progresivo sinfónica con predominio de teclados, incluyendo sintetizadores (Miel es la primera banda chilena en ejecutarlos). Si bien el tema no presenta una gran complejidad, es en cambio una clara demostración de cuales eran los horizontes de la agrupación. Según comenta Fabio Salas existe también otro simple con una versión de "Rasguña las Piedras" del dúo argentino Sui Generis.
arriba

La Sangre
Un trío de guitarra, bajo y batería que edita un simple en 1975. "Esa Maravillosa Edad" está a medio camino entre la canción y el rock duro, con una melodía sencilla se fortalece bajo el amparo de redobles de batería y solos de guitarra. "Cada uno en su Lugar" con sus aires de blues melodioso sigue el mismo camino.


arriba

Arena Movediza
Edita su primer simple en 1977. "Pronto Viviremos un Mundo Mucho Mejor" es un tema simple simple y directo, en un estilo que, contenido ciertamente por el rock, demuestra claramente raíces latinoamericanas un poco por la forma de abordar las rítmicas y por algunas sonoridades, pero más aún por el contenido intrínseco, ese que difícilmente puede explicarse si no se escucha el tema. Paradójicamente los mismos elementos que otorgan virtud a este tema son los que no tan bien aprovechados y balanceados hacen de la "El Vuelo del Caballo" un intento menor. En 1978 aparece un segundo simple. "Un minuto en el Tiempo", una típica balada de rock suave que crece en opulencia por una inquebrantable cortina de teclados. En "Recorriendo el Camino" un muy buen trabajo de órgano y guitarra que parece rescatar a The Doors con la misma perspectiva que The Stanglers en ese mismo momento del otro lado del ocáano.
arriba

Los Cuervos
Probablemente la sugestivo peculiaridad de la agrupación reside en una astuta (¿¡o tal vez impensada!?) combinación de elementos que abarcan por un lado inocentes baladas pop, acercamientos al bolero, la canción popular latinoamericana o la festividad rítmica afro americana y por el otro a un tinte de psicodelia tardía y oscura que reside en parte en los aportes de guitarra y en mucho a los sombríos teclados que dominan el panorama. Editan solo dos simples "Algo más" / "Si algún día" en 1971 y "Buscas" / "Y tú que haces" en 1972.

arriba

- (c) 2000 - 2010 Progresiva 70s -